La escena en la que se refleja el tema del networking se encuentra más o menos en la mitad de la película de Wes Anderson . El personaje principal, M. Gustave H. y su compañero Zero, se encuentran en medio de la nada pidiendo ayuda con el fin de escapar de las autoridades, dado que M. Gustave H. acaba de escapar de prisión con la ayuda de Zero.

En medio del campo se encuentra una cabina de teléfono, cuando M. Gustave H. realiza una llamada a cobro revertido a un compañero conserje en otro hotel que a su vez pone en marcha una serie de llamadas, cada una de ellas a diferentes amigos con el fin de que corran en su ayuda. Después de una serie de llamadas, aparece un coche, y M. Gustave H. y Zero son llevados al tren que desencadena la siguiente etapa de su aventura.

Este fragmento de la película incluye al menos a menos cinco personajes diferentes que abandonan lo que estaban haciendo con el fin de ayudar a su amigo, y esa es, precisamente, la clave del networking. Las personas que abandonaron su actividad con el fin de acudir en ayuda de su amigo estaban devolviendo un favor hecho por él tiempo antes.

Al final, eso es exactamente lo que es la creación de redes. Se trata de dar y recibir. No se trata de ir a un evento donde no conoces a nadie para ver lo que otras personas tienen para ofrecerte. Se trata de ir a un evento con la actitud de que tú tienes algo que ofrecer a las personas con las que te encontrarás.