Los canales convencionales parecen a ver pasado a un segundo plano con el éxito de las redes sociales. Sus amplias ventajas las han convertido en parte fundamental del crecimiento de cualquier negocio. Consciente de su importancia, las empresas dedican más del 20% de su presupuesto a promocionar sus productos a través de los medios 2.0.

Como recoge el estudio de BIA/Kelsey, la red social de Mark Zuckenberg se ha convertido en la opción preferida para los empresarios. Un 55,1% elige Facebook para el desarrollo de su empresa. Su éxito viene determinado en parte por los anuncios. Y es que, una de cada cinco empresas tiene contratada publicidad en este soporte. Junto a ella, aunque con una ventaja considerable se encuentra la red de profesionales Lindkedln. Un 31% de las empresas ven en ella una oportunidad para captar clientes y aumentar su grupo de profesionales. Es también una buena táctica para elegir a los mejores candidatos para el equipo.

Twitter también tiene su hueco y su importancia. De hecho, una de cada cinco pymes lo utiliza para difundir pequeños mensajes a todos sus seguidores. Es una forma de mantener un contacto continuo y directo, así como llegar al mayor número de tuiteros. La eligen un 20% de las empresas.

Las redes sociales dedicadas a potenciar la imagen de una marca como YouTube o Instagram (10,6%) también son muy solicitadas por las empresas. En ellas ven el lugar perfecto para mostrarse diferentes ante la competencia y crear mensajes atractivos para los clientes.
Lo cierto es que, de una forma u otra, las pequeñas y grandes empresas han sabido captar el potencial de las redes sociales para fortalecer su imagen. Por ello se hacen ver en cualquiera de ellas con el único objetivo de dar un mayor prestigio a su marca y aumentar sus éxitos.