Hay olores emblemáticos. Como el dulzor del pan recién horneado, el verdor del césped recién cortado o el aroma a lujo de una boutique de alta gama. Así huele el nuevo perfume de la colección Signature de Tom Ford: Ombré Leather (102 €, 50 ml.), un cuero fino de esos que epatan con su pátina lustrosa al menor cambio de luz, de esos que te envuelven con su sensualidad táctil que te invita a seguir tocándolo.

Pero Ombré Leather no es solo cuero, su composición se estructura en torno a las flores (jazmín, hojas de violeta), las especias (cardamomo) y un fondo terroso gracias al pachuli, el musgo y el vetiver. No es de esos cueros invasivos, es carnal, con un sillage sutil, que no le quita protagonismo a sus compañeros, aunque su ahumada presencia siempre marcará el compás