la mejor versión de sí mismos, Ron Brugal Extraviejo es consciente de que el secreto que lo hace tan especial reside en sus hasta 8 años de maduración intensa en barricas de roble americano.

Y es que, al contrario de lo que a veces nos dicta la sociedad, envejecer es madurar y madurar es mejorar para acercarse a la perfección. Ron Brugal Extraviejo viene a ser un perfecto ejemplo del valor extra que aportan los años, pues, gracias al prolongado contacto con la madera de las barricas recibe un sabor más suave, a madera, vainilla, caramelo y cacao.

Cada botella de Ron Brugal Extraviejo es fruto del trabajo y tesón de una familia comprometida con su gente y su cultura durante más de 5 generaciones de maestros roneros. Y es que su proceso de elaboración ya determina su carácter exclusivo. Cada paso que demuestra la dedicación en cuerpo y alma por alcanzar la más fina y distinguida selección de rones.

Este largo y laborioso trabajo comienza con la caña recién cortada de los verdes cañaverales continúa con una destilación del Ron al más puro estilo tradicional, tantas veces como sea necesario, hasta conseguir los estándares de pureza y calidad buscados. Además, la propia selección de las barricas, donde reposará el Ron hasta su consumo, son seleccionadas cuidadosamente una a una.

Se trata de barricas de roble americano que previamente han contenido bourbon. En ellas es donde madurará intensamente hasta 8 años ayudado por el calor del sol dominicano, donde finalmente se produce y embotella en su totalidad, siendo el único ron 100% elaborado en República Dominicana. Es muy importante el papel que juega la ubicación de la destilería, al encontrarse en un entorno privilegiado como es Puerto Plata, y orientada estratégicamente para recibir el mayor número de horas de sol.