Si hay un lugar que destaca por los preciosos parques naturales, tranquilas calas de aguas turquesas y acantilados, interminables noches de fiesta, recuerdos de un pasado hippie, ambientes selectos, deliciosos platos típicos y hermosas puestas de sol, es Ibiza. En este contexto idóneo se levanta, desde 2014, el primer Hard Rock Hotel en Europa, aunque ya no el único.

Este hotel de lujo diferente a lo habitual, y perteneciente a Palladium Hotel Group, está estratégicamente ubicado en Playa d’en Bossa junto a la reserva natural de Ses Salines. Ofrece una amplia gama de restaurantes y actividades para todos los gustos, y cuenta con casi 500 habitaciones de primera clase. Muchas de las cuales están inspiradas en algunas de las más famosas épocas de la música y decoradas hasta el más mínimo detalle.

Todo, absolutamente todo aquí, está enfocado para que disfrutes al máximo la experiencia Hard Rock y te relajes. Desde la extensa y magnífica oferta gastronómica que ofrece. Podrás despertar mirando al Mediterráneo desayunando en Sessions, almorzar en Munchies, comer disfrutando de las vistas y la brisa del mar en The Beach en plena playa d’en Bossa, cenar en Tatel y tomar una copa dominando toda la zona sur de la isla en The Ninth, la terraza en la azotea. Aunque la joya culinaria del Hard Rock Hotel Ibiza es Sublimotion del chef Paco Roncero, galardonado con una estrella Michelin, que permite que solamente 12 invitados por noche disfruten de una experiencia visual y tecnológica salvaje. Hasta el Rock spa donde podrás disfrutar de terapias musicales que te masajearan el cuerpo al ritmo de las vibraciones sonoras de una sesión musical creada ex profeso, o lo que es lo mismo: reserva un masaje Synchronicity y descubre una nueva manera de relajarte.

Podrás ir y disfrutar con toda la familia y hasta con tu mascota si viajas con ella. En el servicio de guardería, los más pequeños serán auténticas estrellas de rock donde podrán entretenerse tocando instrumentos musicales y pasando el rato siempre al compás del buen ritmo.

Todo esto tiene lugar en un ambiente cargado de buena música y objetos de grandísimos artistas que han sido donados a la memorabilia de cada hotel Hard Rock. En Ibiza nos encontramos con un suelo técnico de escenario de un concierto de Coldplay, una capa del Rey, Elvis Presley, vestidos de divas como Shakira, Lady Gaga o Rihanna, el atuendo que usó Sir Elton John como homenaje a la famosa pintura de Gainsborough, The Blue Boy. También objetos de Marilyn Manson o pertenecientes a la psicodelia musical de Pink Floyd, entre otras cosas.

No solamente te sorprenderán con números musicales en la recepción del hotel, mientras comes a pie de playa o disfrutas de un baño en la piscina, sino que también hay repartidos instrumentos que están a tu disposición para dar rienda suelta a toda tu creatividad.