1. Evolucionar en la empresa.
Tener retos, metas y objetivos. Evolucionar. Ir a mejor. No quedarnos estancados en nuestro trabajo es una de las cosas que más felices nos hacen, porque caer en la rutina y la monotonía laboral durante unos años acaba con la felicidad de cualquiera.

2. Sentirse útiles, valorados y reconocidos
¡Qué importante es que nos reconozcan las cosas que hacemos bien! Eso nos motiva a seguir haciendo las cosas con dedicación y entrega absolutas. Sentirnos valorados y reconocidos como profesionales en nuestro sector es uno de los grandes motivos de felicidad laboral.

3. Tener un jefe carismático y atento
Vamos, un líder. Alguien que nos guíe cuando tengamos dudas, nos apoye en momentos complicados de nuestra vida profesional y nos sepa llamar la atención (con educación y respeto) cuando “metamos la pata”.

4. Sentir un buen ambiente laboral
Otro motivo muy importante de nuestra felicidad laboral son las personas que nos rodean. Compañeros, jefes, personal… sentir un buen ambiente laboral en el que puedes charlar distendidamente y no hay tensiones ni malos royos, puede hacerte sentir de lo más cómodo (y feliz).

5. Tener tiempo suficiente de vacaciones y descanso
Por último el descanso es otro de los factores que los empleados más gratamente valoran. ¿De qué sirve ganar muchísimo dinero en tu trabajo si te pasas las 24 horas metido en él y no tienes tiempo para disfrutarlo?