1. Te encontrarás a ti mismo
Escribir un libro, independientemente de la temática, te obliga a reflexionar y a sacar cosas de ti que probablemente ni siquiera conocías. Esto puede sucederte también si escribes un libro más enfocado a tu vida laboral, en el que puedes llegar a ver facetas de ti que estaban escondidas y posteriormente explotarlas y aplicarlas para mejorar tu negocio actual. Intentando mostrar a otros tus conocimientos, consigues enseñarte a ti mismo.

2. Podrás enseñar tus ideas a otras personas
Si escribes un libro relacionado con tu vida profesional, tienes la opción de enseñar muchísimas cosas que has aprendido a lo largo de ella a personas con menos experiencia o conocimientos. Por ejemplo, si eres un empresario con una larga trayectoria y experiencia, puedes escribir un libro en el que enseñar a aquellos que están comenzando. Es una experiencia estupenda.

3. Promocionar tu negocio
Relacionado con el punto anterior, puedes también aprovechar este libro para darle un pequeño empujón a tu empresa y promocionarla de alguna forma. No desaproveches la oportunidad de hacerlo.

4. Aprenderás muchísimo
Es el punto que puede parecer más obvio, pero nadie es consciente de lo mucho que se aprende escribiendo hasta que no lo hace. Cuando comiences a escribir te darás cuenta de todo lo que tienes dentro, todo lo que quieres contar. Además una vez escrito y publicado tu libro, si tiene éxito podrás comprobar cuanta gente tiene algo que aportarte o comentarte. Ni siquiera cuando el libro está publicado dejas de aprender.