El Tour Odeon estará terminado para el año que viene, rompiendo estéticamente con las típicas construcciones de Mónaco. Son los últimos cinco pisos de la torre más grande de la ciudad, de 170 metros de altura. Cuenta con un servicio de conserjería las 24 horas los 7 días de la semana y con un chofer para cada uno de sus propietarios. Además tiene una alucinante “infinity pool” con un tobogán circular. Sin palabras.

El precio total en el que podrá ser puesto a la venta rondará los 400 millones de dólares, algo tan exclusivo como su web , que únicamente puede leerse en inglés, francés y ruso.

¿Quieres dar un paseo virtual y disfrutar (aunque sea a través de la pantalla) de este maravilloso piso?