1. No necesito tu ayuda
Puede ser que estés capacitado para afrontar cualquier tipo de situación pero, de ahí a rechazar los consejos de otros hay mucha diferencia. Es una frase que tiene una connotación muy negativa para la persona que la recibe. Ten en cuenta su disponibilidad. Nunca viene mal sentir que tienes apoyo para llevar a cabo tu tarea. Cuatro ojos siempre ven más que dos.

2. Estas equivocado
Que los argumentos de una persona no estén en consonancia con los tuyos no significa que haya un error. Cada persona puede tener un punto de vista diferente. Aprende a aceptar las opiniones de los demás y respeta sus decisiones. Se puede decir lo mismo sin necesidad de desprestigiar la iniciativa de alguien.

3. Esto es imposible
Tirar la toalla y abandonar antes de tiempo debe de estar penalizado. Esta frase es muy común cuando algo nos queda demasiado grande y nos vemos incapacitados para sacarlo adelante. Intenta buscar una solución y tener una perspectiva diferente sobre el tema. Toma diferentes caminos. Al final, darás con el adecuado y evitarás decir esta frase.

4. No es justo
A veces las cosas no salen como teníamos planeado. Es normal que haya errores pero, no puedes evadir tu responsabilidad y culpar a otros de tu “fracaso”. Todo tiene un por qué y te debe de servir para aprender. Si algo sale mal, intenta quedarte con el punto positivo para mejorar la próxima vez.

5. Tengo un problema
Ante todo, hay que reconocer los problemas para poder enfrentarse a ellos y buscar una solución. Esta frase es muy típica cuando se llega a un punto de agotamiento en el que no sabes cómo continuar. Es bueno asumirlo pero, en ningún caso, adoptes una actitud de niño enfadado y te cruces de brazos. No te llevará a ningún lado.

6. Eso no me va a pasar a mí
Está bien que confíes en tus posibilidades y habilidades pero, la vida da muchas vueltas y hoy estás arriba y quizás mañana todo haya cambiado. Esta expresión es típica de personas que se creen mejor que otras y cuya seguridad en sí mismos llega a ser excesiva. Puede ofender a la persona con las que te rodeas.

7. Ya sé todo lo que necesito saber
Aunque tengas una buena formación, aprender nuevas cosas te puede ayudar para alcanzar el éxito. Esta frase denota que eres una persona con pocas aspiraciones que se conforma con lo que tiene y no busca ampliar su conocimiento. Deja mucho que desear y te resta interés.