En un enclave único como son las Bodegas Marqués de Vargas (Logroño), se ha celebrado este jueves la I Edición de Barceló Rookie & Master, una competición que ha desafiado a los más veteranos bartenders y ha puesto a prueba el talento en bruto de las jóvenes promesas.

Tras tres largos meses de competición entre los cocteleros más experimentados de España y las jóvenes promesas del sector, Ron Barceló ha encontrado al mejor novato y al mejor veterano.

Edu Blanco (Doctor Cocktail Bar de Salamanca) ha sido el ganador en la categoría Rookie con su cóctel Barceló Breakfast, un guiño a la ensaimada mallorquina –entre otros ingredientes–, isla de origen de los fundadores de la marca. El combinado está elaborado con Barceló Añejo macerado en ensaimada, limón, sirope de tamarindo y moscatel y mermelada de albaricoque.

En la categoría Master, José Claro (Premier Cocktail & Whisky House, Sevilla) ha presentado Pera Divino, el cóctel que ha hecho a su creador alzarse con el premio. Este combinado está preparado con Barceló Signio, Marqués de Vargas Reserva 2014 maceado con anís estrellado, sirope ligero de canela, puré de pera Monin y garnish (pera deshidratada y anís estrellado).

La competición, que ha contado con más de 300 aspirantes al título y en la que han participado 14 finalistas provenientes de toda España, ha estado muy reñida desde el comienzo y el jurado, compuesto por Otto Flores, embajador de Ron Barceló en República Dominicana; Ana Barrón, reconocida enóloga de Marqués de Vargas, y Juan Valls, director de contenidos de la feria internacional FIBAR, ha tenido que evaluar las propuestas desde el punto de vista técnico, creativo y gustativo. Finalmente, “los decimales”, como ha explicado este experimentado jurado, han sido los encargados de posicionar a Edu Blanco y José Claro como los ganadores de la I Edición Mundial de Barceló Rookie & Master.

Edu Blanco y José Claro son los ganadores de la I Edición Mundial de Barceló Rookie & Master.

DOS CATEGORÍAS

Rookie&Master es un proyecto que se acerca al universo de la coctelería desde un punto de vista innovador, para explotar la sana rivalidad entre bartenders, para hacer que afloren el riesgo y la creatividad en total libertad.

La imaginación del barman y todo el potencial que lleva dentro se ponen a prueba en una competición que busca al mejor veterano y al mejor talento en bruto. Los Rookies, jóvenes talentos con menos de 3 años de experiencia que han demostrado su pasión y afán de superación. Los Masters, con una trayectoria a sus espaldas, han exhibido su versatilidad y habilidad para sorprender.