Existen errores comunes que llevan al fracaso a muchos productos. Un nombre mal puesto, mala campaña de publicidad o un público mal escogido. Debes tener cuidado con cada uno de los detalles. Aquí os enseñamos algunos errores que jamás debes cometer al crear una marca.

1. Caducidad. No nos referimos a que crees un producto que no tenga fecha de caducidad, como los alimentos. Si no que con los años se pueda seguir comprando, intenta no pecar en invertir mucho dinero en una moda pasajera. Y si es así, ve reinventando el producto con el tiempo.

2. Nombre. Quizá es lo más importante en cuanto a la publicidad del producto. Un nombre mal elegido puede llevar a la ruina tu marca. Piensa bien si es fácil de recordar, que no sea demasiado extenso y que suene bien cuando se diga en alto.

3. No contratar a un diseñador para la creación del logotipo. Es más importante de lo que te piensas. Cualquier imagen no atrae al público, ni al mismo tipo posibles clientes. Es una inversión necesaria en cualquier negocio.

4. Utilizar imágenes de Internet para la comercialización. Obviamente damos por hecho que pagarás los derechos de imagen por esas fotografías. Aun así te recomendamos que realices tus propias fotografías (de calidad) para diferenciarte del resto.

5. No identificar bien al público objetivo. Antes de lanzar el producto, debes hacer una investigación de mercado para conocer bien al posible cliente. A partir de ahí, es cuando debes poner el foco en los que creas que pueden demandar el producto.

6. No crear una página web de la marca. Y ya no solo vale con eso, la marca también debe tener presencia en las redes sociales. Es el método más rápido para que llegue a mayor cantidad de público.

7. No tener pensadas ideas para reinventarse con el tiempo. El cliente se cansa rápidamente de los productos y busca nuevas experiencias. Por eso debes crear una marca innovadora, que ofrezca al cliente otras posibilidades.