La colección Marine de Breguet abarca más de dos siglos. Su nombre evoca una historia gloriosa, mientras que su estilo y su perfeccionamiento técnico manifiestan una inspiración contemporánea. Enriquecida con un vasto abanico de complicaciones, esta colección refinada de espíritu deportivo se amplía aún más con una vasta selección de materiales para la caja, brazaletes, esferas y modelos engastados con piedras preciosas.

La voluntad de dotar a los relojes de pulsera Marine originales con complicaciones adicionales se ha afirmado y reforzado a lo largo del tiempo. Hoy, la colección comprende cronógrafos para caballero y señora (referencias 5827 y 5823) y un despertador (referencia 5847). Cada uno de ellos está disponible en una gran variedad de modelos, con diferentes materiales para la caja y colores variados de esfera.

Todo comenzó cuando Abraham-Louis Breguet confeccionó numerosos cronómetros de marina. Con el fin de responder a sus particulares exigencias de precisión, estas realizaciones poseían diversas innovaciones técnicas. El reloj N°3196, que se vendió a la Marina francesa en 1822, constituye un excelente ejemplo. Este cronómetro, equipado con dos barriletes y un escape de gatillo, se presentaba en un tradicional gabinete de madera.

Este capítulo de la historia conjunta de la Marina y la relojería es la fuente de inspiración de la colección Marine de Breguet, que vio la luz en 1990. Por supuesto, hoy en día Breguet ofrece relojes de pulsera en lugar de cronómetros de marina. Todos los modelos presentan cajas reforzadas y, excepto el cronógrafo, protecciones en torno a la corona. Como el nombre Marine sugiere, la mayoría de los relojes de la colección poseen una mayor hermeticidad, en concreto de 10 bar o 100 metros. La diversidad de las complicaciones ofrecidas por la línea representa, no obstante, una innovación con respecto a los modelos históricos.

Reloj Marine modelo 5547

La primera colección de relojes de pulsera Marine, que se presentó en modestas dimensiones, estaba compuesta solo por dos modelos de carga automática de distintos diámetros, ambos dotados de un segundero central y de la indicación de la fecha. Unos años después, las complicaciones hicieron su entrada triunfal en la línea Marine con la presentación de un cronógrafo automático de tres contadores y del reloj de hora universal Hora Mundi.

En 2005 se realizó una evolución importante con la introducción de la estética que caracteriza actualmente a la colección. Desde entonces presenta un aspecto más deportivo, destacado por las líneas claras de la caja y la audaz interpretación de los protectores de corona. El primer modelo en ilustrar este renacimiento estilístico fue el reloj de carga automática, con segundero central y fecha grande, referencia 5817, que integraba un número de elementos inéditos: la primera visualización de grandes dimensiones para la fecha propuesta por Breguet, una correa de caucho –igualmente una innovación para la marca– y la posibilidad para el comprador de elegir una caja de acero, una primicia en la línea. La esfera se distinguía del resto de realizaciones de Breguet por su vuelta de horas, que poseía dígitos aplicados. La colección actual ofrece diversas variantes de la referencia 5817.