1. Crea un mensaje directo
Utiliza los 160 caracteres que permite Twitter y demuestra tu capacidad de síntesis. Tienes que intentar contar quién eres y a qué te dedicas de forma concisa y clara. Será más fácil que tus posibles seguidores se acuerden de ti y vuelvan a buscarte.

2. No te eches demasiadas flores
Adornar demasiado tu vida puede quedar demasiado forzado. Muéstrate ante otros tal cuál eres y no quieras aparentar más de lo debido. Con el tiempo, tus cualidades verán la luz y lo que inventes también. Cúbrete las espaldas para que no ocurra.

3. Incluye hashtag o enlaza con otras cuentas
Tendrás más visibilidad en la red si tu bio se centra en generar tráfico. Si tienes un vínculo con otras personas o empresas y eso puede favorecer el uso de tu cuenta, menciónalos. También puedes poner etiquetas a algunas de tus palabras para que sea más fácil encontrarte.

4. Utiliza un tono optimista
Haz visible en tu vocabulario que eres una persona con buena energía y que mira la vida con positividad. Lamentarte a través de Twitter no aportará nada en tus relaciones con otros usuarios. Disfruta con la red social y conoce a mucha gente.

5. Usa palabras claves
Piensa qué tipo de palabras utilizas tú cuando quieres encontrar a una persona determinada y aplícalo en tu bio. Es decir, si eres empresario, debes incluir términos relacionados con ese sector para que otros profesionales lleguen a ti más rápido.

6. Intenta ser creativo pero, sin pasarte
La creatividad marcará la diferencia entre una bio y otra. La tuya reflejará esa parte original de la que gozas pero, no abuses. Puede quedar una biografía demasiado fantasiosa y se la pueden tomar a broma. Deja espacio para despertar el interés de otros y que quieran saber más sobre ti.

7. Muestra cuál es tu intención con la bio
Si tu objetivo es conseguir muchos seguidores especifícalo en tu biografía. Los usuarios que accedan a tu perfil podrán saber cuáles son tus intenciones y decidir si quieren seguirte o no.

8. Sé tú mismo
Puedes intentar aparentar algo que realmente no eres pero, no te servirá de nada. Utiliza tu red social para hablar de los temas que te interesen o con aquellos con los que te sientas motivado. Si intentas mostrar lo que no eres nunca conseguirás que tu bio sea un éxito.