En el mercado de automóviles la competencia es feroz, pero si hay dos segmentos ahora mismo en los que la lucha, por hacerse con la mayor cuota de mercado, es encarnizada es el de los SUV compactos y los SUV compactos Premium.

En este último, la apuesta de Porsche para ganar terreno a sus rivales más directos es el nuevo Porsche Macan que recibe una nueva actualización con importantes mejoras tanto en diseño y confort como en conectividad y dinamismo.

El primer SUV compacto del fabricante de automóviles alemán especializado en automóviles deportivos lujosos, de alta gama, SUV y sedanes ya es un éxito para la marca germana, prueba de ello son las más de 350.000 unidades vendidas en todo el mundo desde su lanzamiento en 2014. Y aunque China es su principal mercado, con más de 100.000 vehículos entregados, la nueva puesta al día del Macan, le augura un éxito similar al del Cayenne en todo el mundo.

ADN Porsche 

Construido en la fábrica de Porsche en Leipzig, exteriormente presenta cambios en los grupos ópticos delanteros, que son de LED desde el modelo más básico, aunque opcionalmente se puede incorporar el novedoso sistema de iluminación adaptativa Dynamic Light System Plus (PDLS), que adapta automáticamente la distribución del haz de luz. La parte trasera destaca por un nuevo diseño y por la franja de pilotos traseros tridimensionales que realzan el anagrama de Porsche y le da un aspecto mucho más poderoso. Igual que en los Porsche Cayenne y Panamera, esta franja la componen cuatro líneas horizontales. En este restyling del Macan se han introducido también nuevas llantas de 20 y 21 pulgadas así como nuevos colores como el “Azul Miami”, el “Verde Mamba Metalizado”, el “Plata Dolomite Metalizado” y el “Crayón” que combinados con nuevos paquetes de equipamiento interior permiten un nivel de personalización mucho mayor que la anterior versión.

En su interior encontramos una enorme pantalla táctil de alta resolución situada en el medio de la consola central que ha crecido desde las 7 hasta las 11 pulgadas y en la que a través del nuevo Porsche Communication Management (PCM) ofrece conectividad total y nuevas funciones digitales. De serie, todos los Macan están equipados con el módulo Connect Plus, con funciones como el control por voz inteligente y el sistema “Here Cloud”, que ofrece datos de tráfico en tiempo real recabando datos de diferentes fuentes de información en la nube lo que permite calcular las rutas con mucha rapidez. Este módulo de conexión proporciona además un punto de acceso WLAN y todos los servicios y aplicaciones Porsche Connect. Estas aplicaciones permiten al conductor comunicarse con su vehículo a través de su smartphone como con la nueva aplicación Offroad Precision App que permite grabar y analizar las experiencia de conducción a los mandos del Macan.

Mucho más confortable y deportivo 

Porsche ha añadido nuevos elementos de confort en el nuevo Macan como el parabrisas calefactado o un ionizador de aire que, junto con el filtro de partículas que es de serie, mejora la calidad del aire en el interior del vehículo. Además cuenta con un nuevo volante deportivo GT -eso sí dentro del paquete opcional Sports Chrono- que hace un guiño al Porsche 911 y que además incorpora el regulador de modos con el Botón Sport Response que permite modificar los modos del control dinámico de la conducción También, como opción y por primera vez, puede equipar el nuevo asistente de conducción en atascos Traffic Jam Assist que, hasta 60 km/h, es capaz de frenar, acelerar y girar por sí solo en atascos.

Motor renovado

El Porsche Macan monta un nuevo motor 2.0 Turbo mucho más eficiente que el del modelo anterior que acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,7 segundos, y alcanza 225 km/h. Además, el consumo medio del nuevo SUV compacto de la firma alemana es de 8,1 litros a los 100 kilómetros en el ciclo combinado NEDC (anterior al actual WLTP) y homologa unas emisiones medias de CO2 de 185 g/km.

El precio final en nuestro país del nuevo Porsche Macan con motor 2.0 Turbo es de 66.498 euros.