1. Informa cuando haya problemas
Ser transparente es una de las cualidades principales de un negocio. El usuario que descubra tu marca por Internet agradecerá que lo mantengas informado en todo momento y sepas rectificar a tiempo. Los errores deben de hacerse visibles para dejar constancia de que hay un equipo detrás trabajando.

2. Contesta a los mensajes
No olvides que la actualización de su marca debe ser constante. A menudo, entre tus clientes surgirán dudas que las podrán en tu conocimiento. Trata de entender cómo se siente la persona que manda un mensaje y piensa de qué manera puedes ayudarle. Dará una buena imagen a tu marca de empresa.

3. Sé el primero en comentar los cambios
Los usuarios de la red son los primeros que tienen que conocer cuál es la situación de la marca. Por eso, tienes que publicar todo lo que sea positivo para la imagen que estás proyectando y que demuestre la competencia profesional, experiencia y relevancia de la marca.

4. Incluye fotografías de tu equipo de trabajo
Potenciarás la imagen de tu marca si haces públicas fotografías de tu equipo trabajando. Da sensación de cercanía con tus clientes y además, beneficiará el contacto con tus usuarios. La confianza en una marca es esencial para que se forje una buena opinión sobre ella.

5. Adapta tus mensajes a tus clientes
Publica aquello que pueda resultar útil, interesante y atractivo para los usuarios. Debes intentar siempre adoptar la perspectiva más positiva al expresarte. Estudia cuál es el perfil de las personas que visitan tu marca por Internet y ajusta el vocabulario para que resulte fácil comprenderlo.

6. Cuida los pequeños detalles
Todo cuenta cuando se trata de hacer que una marca sea bien valorada en la red. La información que ofrezcas sobre tu empresa en Internet tiene que mostrar credibilidad y ser diferente a la del resto. Dedica parte de tu tiempo a gestionar estos detalles.

7. Muestra educación ante tus clientes
Tu marca gozará de un mayor éxito si tratas con respeto y educación a tus clientes. Ellos son los que harán que el crecimiento de tu empresa vaya en aumento. Trasmite a través de tu marca la empatía hacia otras personas y muestra en todo momento la disponibilidad de la empresa.

8. Ten en cuenta sus opiniones
Sean positivas o sean negativas, las opiniones te pueden hacer mejorar los puntos débiles que proyecta tu imagen y fortalecer aquellos que gozan de más éxito. Siempre puedes aprender de lo que otros piensan sobre tu marca y modificarla para conseguir mejores resultados.