Como si de una ciudad independiente se tratara, el nuevo centro comercial destacará por su luminosidad, la cantidad de actividades que se podrán realizar en sus edificios y el número de personas que albergará. Tendrá una superficie de 740.000 metros cuadrados y espera recibir a más de 180 millones de visitantes al año.

El proyecto faraónico, llamado Mall of the World, dispondrá de 100 hoteles, teatros, centros médicos, parque de atracciones, la sala de congresos más grande de Oriente Medio, salón de bodas, oficinas turísticas y un aparcamiento con capacidad para 50.000 vehículos. Todo esto adornado con las mejores tiendas y firmas de ropa para que los clientes hagan sus compras. Habrá que despreocuparse de coger el abanico o el paraguas, todo el espacio estará climatizado para asegurar la buena temperatura de los asistentes.

El centro comercial más grande del mundo se construirá en la avenida Sheij Zayed de Dubái. Aunque, la noticia ha sorprendido a sus habitantes, no es la primera vez que destacan entre el resto del mundo. Actualmente, Dubái ya tiene uno de los mayores centros comerciales del mundo, el Dubái Mall, y la torre más alta jamás construida, el rascacielos Burj Khalifa.

Sin duda, Dubái es un país en crecimiento y su el único objetivo de alcanzar el éxito en todo el mundo para seguir aumentando su riqueza. Por el momento, tendremos que esperar a que, el jeque Mohamed Bin Rashid Al Maktum, mandatario de Dubái, de comienzo a las obras del complejo y haga de este gran centro comercial toda una realidad al alcance de cualquiera.