1. Pégate a quien más sepa
Te cruzarás con gente a la que no le importarás, otros que intentarán estar por encima de ti y otros que estarán dispuestos a ayudarte. Es de estos últimos de los que tienes que aprender y tomar nota de su forma de trabajar.

2. Haz contactos
Cuando haces prácticas es muy importante que te relaciones con tus compañeros de trabajo. Nunca se sabe quién se acordará de ti y te podrá echar una mano. Por eso, sé cordial y hazte ver dentro de la empresa. También puedes organizar alguna fiesta así conocerás a más gente. Disfrutar también tiene que estar entre tus prioridades.

3. Pregunta todas las dudas
No creas que porque preguntes aquello que no te queda claro van a pensar que eres un pesado y no sabes nada. Todo lo contrario. Preguntar y querer saber más dará una imagen de ti positiva, ya que significa que quieres ampliar tus conocimientos y conocer todos los detalles para hacer un buen trabajo.

4. Muestra iniciativa e ilusión por trabajar
Puede que te sientas observado por tus compañeros. Eres la persona que está haciendo prácticas y te mirarán con lupa. Por eso, tienes que mostrarte dispuesto a trabajar sin poner problemas y con ese entusiasmo que muchos otros, con el tiempo, han perdido. Te saldrá solo.

5. Trabaja como uno más
Que estés de prácticas no significa que tengas que hacer menos que otros. Desde el primer día eres uno más de la empresa y como tal tienes que reflejarlo. Pide que te den más trabajo e intenta hacerlo lo mejor posible. Tienes que conseguir que te vean como parte del equipo y no como una persona que pasará por ahí sin más.

6. Ofrécete cuando necesiten ayuda
En cierta manera, eres una especie de extra y cada vez harás unas funciones diferentes. Por eso, no dudes en ayudar a otros compañeros cuando lo creas necesario y muéstrate disponible para cualquier momento. Esa aptitud se agradece ya que, no en todas las empresas, existe el compañerismo que debería existir.

7. Da facilidades
No pongas problemas en los horarios o en las tareas que te toque realizar. Ten en cuenta que las prácticas son una oportunidad donde mostrarte como profesional y esa forma de actuar será tu carta de presentación ante tus jefes. Explica tus motivos si algo crees que no debería de ser así, pero siempre respetando la opinión de los otros.

8. Haz que te respeten y valoren
Tienes que tener claro que ser becario no significa que dejes de ser un profesional más. Durante tu tiempo en prácticas tienes que hacer ver al resto del equipo que, aunque quizás te falten años de experiencia, puedes llegar a realizar un trabajo tan bueno como el suyo. Todos hemos pasado por ahí y es tu turno para demostrar lo que vales. No te dejes pisotear y pon toda tu energía en tus prácticas.