Esta compañía suiza ha diseñado este espectacular reloj de aspecto clásico pero con tecnologías como GPS y un “botón mágico” que lo pone en hora según el país donde te encuentres. Es un reloj perfecto para personas que pasan mucho tiempo viajando, ya que sólo con pulsar ese pequeño botón y gracias a esa tecnología GPS se pondrá en hora de forma automática.

La versión de acero inoxidable es la más barata, con un precio de 10.000 dólares; la de cerámica de color negro 12.000 dólares, y una edición limitada que cuesta cerca de los 45.000 dólares. ¿Te animas?