1. Retransmisión minuto a minuto: ¡NO!
Todos conocemos a alguien que usa sus redes sociales como “cuaderno de bitácora”, es decir, para soltar sus problemas personales, contar qué hace a cada momento, dónde está, con quién…. Insoportable.

2. Abstente de faltar al respeto
Escribir o subir cosas a las redes con un contenido irrespetuoso, insultante, obsceno, etc., probablemente te granjee muchísimas enemistades. Además influye muy negativamente en tu imagen, y nunca sabes quién puede estar mirando detrás de la pantalla, así que evítalo.

3. No publiques tu información más privada
Números de teléfono, direcciones, ubicaciones…. Es peligroso e innecesario. Hay muchas vías para hacer llegar esa información a quién realmente te interesa.

4. Evita contenido sin importancia
Si compartes algo en cualquiera de tus redes sociales intenta que sea mínimamente interesante para la gente que te va a leer. Escribir por escribir es una tontería que además probablemente te haga perder seguidores, ya que se cansarán rápidamente de leer cada una de las cientos de cosas sin importancia que subes.

5. No te quejes continuamente
¿Tienes a alguien en tu perfil que se queja y lamenta continuamente? Si es así, sabrás lo cansado y molesto que es leer cada día las quejas de una persona. Ni que decir tiene la metedura de pata que supone quejarse además de relaciones con jefes o compañeros, del puesto de trabajo…