1. Eliminar a gente negativa
Si una persona envía demasiadas peticiones de juego es el momento de romper con él o ella. El punto central de las redes sociales es conectar con la gente que te importa. Su vida, de alguna forma, puede afectar a la tuya porque sus publicaciones aparecerán en tu muro. Por ello, hay que ser selectivos con las personas que formar parte de tu red social y evitar aquellas cuyas publicaciones tienden a ser negativas. Por su parte, muchas chicas deben de evitar tener entre sus amigos a personas que dejan mensajes molestos y fuera de lugar. Tu perfil es una parte valiosa de tu vida y debes de considerarlo como tal.

2. Organiza a tus amigos en listas
Lo mejor para tener un perfil organizado y puedas compartir con la gente que realmente quieres información personal es crear grupos. De esta forma, podrás conectarte con las personas que te importan de manera más rápida y fácil. Incluye diferentes categorías para tu familia, compañeros de trabajo, tus mejores amigos, conocidos y, por qué no, pretendientes. Así, las actualizaciones que vayas haciendo podrán ser vistas sólo por las personas que tú desees. Ya se sabe, no le contarías lo mismo a un buen amigo que a tu jefe.

3. Desactiva los correos que no te interesan
Tenemos descargada la aplicación de la red social que más utilizamos en nuestro teléfono. Y, a menudo, el móvil se pone a vibrar; otra notificación. Hasta ahí todo bien pero, el problema viene cuando al abrir el mensaje te encuentras con contenido publicitario o sugerencias para relacionarte con gente a la que ni siquiera conoces. Este tipo de alertas pueden que te distraigan y ocupen una parte de tu tiempo sin tener por qué. Es fácil huir de ellas. Desactiva la opción de recibir correos electrónicos y las notificaciones desaparecerán.