1. Stranger Things (Netflix)

Como si se tratara de una de las bandas musicales que mejor versionan canciones, Stranger Things ha recopilado de manera majestuosa todo lo anterior: desde Stephen King, E.T, Encuentros en la tercera fase, hasta lo mejor de la cultura pop de los años 80. El nuevo drama de ciencia ficción de Netflix plantea una gran historia original. De hecho, esta fórmula puede ser la clave para que el cine cree una secuela, en las que últimamente nos hemos sumergido a regañadientes. Aunque Netflix no ha anunciado oficialmente una segunda temporada, el CEO Reed Hastings, ha asegurado: “Seríamos tontos para no renovar el programa”. Y tiene razón.

Netflix siempre ha tratado con secretismo sus números de audiencia, pero Business Insider informa que la primera temporada de Stranger Things fue la tercera serie original más vista después de Fuller House y Orange is the new black. Según el informe, 8,2 millones de personas habían visto la serie dieciséis días después de su estreno el 15 de Julio.

2. The night of (HBO)

La última miniserie de HBO ha tenido unos llamativos enganches de audiencia gracias a su primer episodio. Se desarrolla un intenso drama, impecablemente presentado con momentos de tensión y actuaciones de calidad. Riz Ahmed continúa su exitosa transición de rapero a actor, mientras que las puntuaciones de HBO aseguran otra serie que hay que ver, sí o sí.

The Night Of tuvo 1,3 millones de televidentes entre las tres proyecciones de su primer episodio. Eso es hasta un 75% más de audiencia que la última miniserie de HBO Show Me a Hero. Por lo general, los finales son los episodios de mayor audiencia cada temporada por lo que esperan que el capítulo final de esta semana ronde los dos millones.

3. O.J .: Made In America ( ABC )

O.J .: Made in America comenzó como un documental que se emitió por primera vez en ABC. El documental está muy bien presentado y tan lleno de detalles desconocidos y hechos que en realidad se complementa con la escenificación, que te atrapa. A pesar de saber el resultado, de alguna manera se las arreglan para mantener al espectador en vilo.

El primer episodio tuvo 3,4 millones de espectadores totales, dando a ABC su mayor programa puntuado (con exclusión de los deportes y debates). También fue el programa de mayor audiencia entre otros medios de emisión. O.J .: Made in America fue visto por un total 35 millones de personas en todas las plataformas.