“¡¿Dónde habré metido el teléfono?!”. Seamos sinceros, todos alguna vez nos hemos hecho esta pregunta con algo de angustia en nuestra voz; y es que nuestros móviles tienen la fastidiosa manía de esconderse en lo más profundo de nuestra casa, bolso, coche o mochila.

Pues bien con la aplicación “Marco Polo”, ahora tendremos que cambiar la pregunta por un grito también extremadamente conocido (sobre todo entre niños, claro): ¡¡MARCO!! Et voilà, nuestro móvil nos contestará ¡¡POLO!! con alguna de sus 30 voces digitalizadas. ¿No te gusta gritar “Marco” y prefieres vocear otra cosa? Está bien. La aplicación permite cambiar ambos comandos por otros dos que tú quieras.

Lo mejor de la aplicación es que funciona también cuando el teléfono está en silencio o cuando no tiene conexión a internet, además de iluminar la pantalla por si aun así no lo ves bien. Y todo por 0,89 céntimos. Todo un invento con una pequeña pega: sólo está disponible para terminales Apple.