1. Controladores y gerentes.
Son profesionales motivados por el status, el control, los resultados o causar la impresión correcta; mientras que su principal miedo es la falta de control y su necesidad básica es saber el “qué” y el “cuándo”.

¿La solución si estás entre ellos?
Alinear la ganancia sobre los objetivos y la estructura, aprovechar el talento de las personas, permitir el fracaso y aprender de ello, dejar de competir y enfocarte en cumplir las necesidades del cliente o entrenar a tus empleados para que crezcan.

2. Personas influyentes e innovadoras.
Están motivadas por la flexibilidad, el abrirse camino, los descubrimientos o el reconocimiento. En cambio su miedo es la falta de respeto y sus necesidades de información son saber el “qué”, el “cuándo” y el “por qué”.

¿Cómo mejorar?
Reconociendo y aprovechando tu talento, desarrollando una estructura que te permita prosperar, estimando todo o reestructurando tu negocio y tus límites personales para satisfacer tus necesidades.

3. Cuidadores y armonizadores.
Motivados por ser incluidos, ayudar y cuidar a otros, lo que les da miedo es ser excluidos y necesitan saber el “qué” el “cuándo” el “por qué” y “quién”.

¿Qué debes hacer si te sientes identificado?
Enfócate en los resultados, neutraliza el comportamiento agresivo al respetar tus límites, ayuda a otros después de que satisfagas tus necesidades o valora tus contribuciones y persigue tus metas profesionales.

4. Analizadores y sistematizadores.
Están motivados por la preparación, la exactitud y la seguridad, tienen miedo a estar equivocados y necesitan saber “qué” el “donde” el “por qué” “quién” y “cómo”.

Para prosperar sólo tienes que:
enfocarte en las fechas de entrega y ajustar tu trabajo, poner tus prioridades en orden, hacer suposiciones y aclararlas, o poner atención a las emociones de tu alrededor y lo que te dicen.