A partir del próximo año, los estudiantes que quieran ingresar en Harvard tendrán que jurar un código de honor en el que asegurarán que no copiarán. Así, esta universidad hará que sus alumnos hagan esta promesa públicamente, comprometiéndose a no copiar ni en trabajos ni en exámenes.

Esta medida ha sido tomada después de que en 2012 se realizara una investigación entre 125 estudiantes, de los cuáles 60 fueron descubiertos culpables de copiar en un examen final. Al tratarse de una de las universidades más prestigiosas que existen, el escándalo hizo avergonzarse a sus integrantes que no daban crédito de lo sucedido.

Ya existen universidades en Estados Unidos con este tipo de códigos de honor, en los que hacen prometer a sus alumnos que no copiarán en las pruebas que realicen o en los trabajos que entreguen a lo largo del periodo universitario. A partir de 2015, aquellos que quieran estudiar en Harvard, tendrán que aceptar el código de honor para poder ser admitidos en la universidad.