Personajes como Tyrion nos enseñan la importancia del saber y la buena educación. Por otro lado, Daenerys nos muestra el trayecto que tiene que recorrer desde las cenizas -nunca mejor dicho- para intentar sentarse en el trono que según ella le pertenece. Son muchas las lecciones que nos enseña Juego de Tronos, por eso os las vamos a mostrar a continuación.

Atención: puede contener spoilers.

1. Nunca olvides quién eres ni de dónde vienes. Debes tener grabado a fuego cuál es tu casa en los Siete Reinos y defenderla hasta morir. Si la traicionas, te matarán. Algo así ocurriría en tu carrera profesional pero cambiando las muertes por los fracasos.

2. Si te marcas unas normas, debes cumplirlas. Como si fueras un Guardia de la Noche haciendo el juramento para cuidar el Muro.

3. Aprende que a veces con un gesto o una mirada puedes decir más que enfadándote y perdiendo los nervios. Mira la tranquilidad con la que Tywin Lannister ordena a todos los hijos lo que deben hacer.

4. No importa desde donde caigas, siempre debes levantarte y continuar el camino. El mayor ejemplo para demostrarlo es Bran Stark.

5. Tener cerca a una persona tóxica te puede hacer cambiar por completo. Lo que le ha ocurrido a Stannis Baratheon, bajo la influencia de Melisandre.

6. Empezar desde la nada para lograrlo todo. Hay varios casos en esta serie, pero el principal sería Daenerys Targaryen, que desde tener que acostarse con un Dothraki por obligación de su hermano, ha terminado siendo madre de dragones y rompiendo cadenas para montar su ejército con antiguos esclavos.

7. Tyrion Lannister… ¿Qué podemos decir de él? Quizá es el que más nos han enseñado a todos de esta serie. No solo sobre el trabajo, sino también sobre la vida. El único capaz de ganar todas las batallas sin necesitar una espada. Con su inteligencia y su forma de ser es capaz de lograr salir adelante por muy mal que esté la situación.