¿Cómo funciona? La cámara capta el texto escrito que tiene delante, pero no muestra la traducción en la pantalla si no que crea una copia de la realidad ajustando color, fuente y perspectiva. Es decir, si leemos un cartel en inglés, automáticamente veremos ese mismo cartel con las palabras en nuestro idioma.

La podremos encontrar en dispositivos iOS y Android, pero está destinada fundamentalmente a su uso en las famosas Google Glass. Y por un tiempo limitado, Google va a ofrecer la aplicación y todos los paquetes de traducción de forma gratuita., hasta que se integren definitivamente en el equipo. Se puede usar (por ahora) en inglés, español, francés, alemán, italiano, portugués, y ruso.