Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

¿Quieres un aumento de sueldo? Pues negocia con tu jefe, eso sí, evitando decir alguna de las frases que Business Insider ha seleccionado e incluimos en este artículo. No sólo pueden arruinar la negociación dejándote con el mismo sueldo, sino que pueden hacer que tu jefe te tome por estúpido (y, probablemente, con razón).

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Acepto” (Tras la primera oferta)
¿Ya? ¿Ni siquiera vas a insistir un poquito? Pues menuda negociación… El jefe pensará que eres fácil de convencer y que te tiene comiendo de la palma de su mano.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“¿Eso es todo lo que me ofreces?”
Esto ofenderá a tu empleador, que pensará que quién te crees para querer cobras más de lo que te ofrece. La chulería, preferiblemente, hay que dejarla en casa.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Tengo otras ofertas mejores ahora mismo”
Si las tienes, pueden decirte que muy bien, que vayas a por ellas porque no pueden darte más. Si es un farol… La has pifiado porque pueden pedirte que la expliques.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“No”
Una negación rotunda puede no sólo ofender, sino, incluso, cerrar la puerta a cualquier diálogo o negociación posterior. Trata de ser flexible y de utilizar frases abiertas.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Sé que esto puede sonar un poco agresivo pero…”
¿Agresivo? Solamente eres un empleado queriendo cobrar un salario más alto que se adecúe a sus funciones, no es nada agresivo, no te desautorices así ya de entrada.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Necesito…”
“Pues haberte administrado mejor”, puede pensar tu empleador. No debes mostrarte débil e intentar dar pena. Los negocios y la vida personal no han de mezclarse.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Odio tener que pedir esto pero…”
Si lo odias, ¿por qué lo haces? No quieras hacerte el mártir. No quieras hacerte el mártir. Quieres que te suban el sueldo y no odias pedirlo, sólo tienes miedo a una negativa.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“He oído que/me he enterado de que fulanito cobra X, ¿por qué yo no?”
Lo primero, es posible que te encuentres con una contestación que no quisieras escuchar y, lo segundo, tu empleador se ofenderá al ver menospreciado su criterio.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Yo creo que…”
A tu empleador le da igual lo que tu creas sobre tu sueldo. Si vas a argumentar, que sea con hechos, no con opiniones, y esas palabras introducen una opinión.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Lo menos que estoy dispuesto a aceptar es X cantidad”
No, no y no. No te adelantes. Si dices una cifra mínima con la que te conformas, ten por seguro que esa puede ser la única y última oferta de tu empleador. Déjale hablar…

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Perdón”
¿Has hecho algo a alguien? ¿Entonces por qué pides perdón? Confía un poquito en ti. Si vales realmente, tu empleador verá totalmente lógica tu petición. No te disculpes.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Barato/pésimo”
Puede ser cierto, ¡pero no se lo digas a tu empleador! Puedes encontrarte con una mala contestación o, en el peor de los casos, con una invitación a irte de la empresa…

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“Yo valgo más que eso”
Es posible, no te lo discute nadie, pero a lo mejor tu empleador no piensa igual, así que, para evitar dar a nadie el placer de verte ofendido, evita esta expresión.

Lo que no debes decir (nunca) mientras negocias un salario

“No puede ser que piense que valgo, pero me pague tal cantidad…”
Ni se te ocurra. Puede ser el inicio de una acalorada discusión y es mejor que no te suban el sueldo que quedarte sin empleo. Hay otras formas de decir que te sientes menospreciado.

[td_smart_list_end]