La ansiedad se está expandiendo cada vez más en la actualidad. No se limita a los adultos, empiezan a sufrirla también los adolescentes. Muchas personas son muy escépticas y no se toman la ansiedad y la salud mental como lo que realmente es, una condición muy difícil y muy seria. Otras personas creen tener una solución milagrosa para la ansiedad, como es hacer yoga. La verdad es que no existen curas milagrosas, pero existen pequeños trucos que pueden ayudar a reducir tu ansiedad a diario.

Los trucos que funcionan para unas personas no son necesariamente efectivos para otras. Aunque puedas reducir tu ansiedad y no eliminarla, no puedes sentirte culpable. Esto no signific que no lo estés intentando lo suficiente, es algo que se escapa a tu control. Pero puedes lograr reducir esa presión que sientes día a día. Estos cambios no significan que no necesites ayuda profesional, si lo has hecho hasta el momento.

Poner el móvil en silencio

El teléfono, y las redes sociales en general, son algunas de las mayores causas de ansiedad. Una desconexión del mundo es muy necesaria en ocasiones. Por supuesto, esto se excluye a tu vida personal, no a tus responsabilidades laborales. Estar refrescando tus redes sociales cada cinco minutos solo te provocará una cantidad de estrés que no necesitas.

Hablar de tu ansiedad

Hablar de forma honesta sobre tu ansiedad con los demás puede ser un gran alivio. El primer instinto es esconderse y esperar a que se pase la tormenta, pero esto lo nos viene peor. Lo mejor que puedes hacer es salir de casa y hablar con alguien al respecto. Puedes hablar sobre todas las cosas positivas y negativas que te han pasado a lo largo del día. Además, esto hará que las personas puedan entender ciertos comportamientos que son inevitables en ocasiones.

Aprender a decir “no”

Cuando aparece la ansiedad, es muy necesario que seas capaz de pensar en ti y de decir no. Si no quieres hacer algo, no digas que a lo mejor lo vas a hacer, no intentes complacer a todo el mundo porque solo será peor para ti. Estás haciendo todo lo que puedes, pero todos tenemos nuestros límites.

Reducir los niveles de toxicidad

Por desgracia, existen muchas personas tóxicas en nuestra vida. Esto no solo se reduce a personas, páginas en las redes sociales, hábitos, etc. Es importante ser lo suficientemente egoístas para romper con todo, para aceptar que la ansiedad es una pequeña parte de quien somos, pero que podemos reducirla si cortamos lazos con todas esas cosas que nos hacen daño.

Existen muchos más trucos para reducir la ansiedad, pero es necesario empezar poco a poco y con buena letra.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=”large” posttypes=post posts_in=41311]