Roger Dubuis se inspira en el espíritu de Lamborghini para crear la primera colección de relojes que encarna sus afinidades naturales. Así, el Excalibur Aventador S llega a la pista de carreras como la primera expresión relojera de esta asociación de alta velocidad, canalizando sensaciones irracionales y una potencia excepcional.

Con la determinación de crear una experiencia excepcional comparable a introducirse en un Lamborghini, los equipos han puesto en común sus respectivas capacidades de diseño para obtener como resultados dos modelos que combinan materiales nobles y son altamente tecnológicos.

Entre ellos se incluye el carbono multicapas, así como la lámina compuesta moldeada de fibra de carbono sobre la base de la misma tecnología que se usa para los coches Lamborghini: una aplicación novedosa a nivel mundial de este material presente en la edición limitada de 8 unidades uniformada en color naranja. El desafío estaba en asociar estos materiales con una estética deportiva y sofisticada pero manteniendo al mismo tiempo un sentimiento innato de lujo y prestigio.

Este movimiento de Roger Dubuis exclusivo para Lamborghini encarna una evolución constante de la pericia de la casa relojera, reinterpretada con vistas a esta alianza con el sector automovilístico. Está inspirado en el poder de la conservación de la orgullosa tradición de Lamborghini, y alimentado por la atracción hacia la complejidad tecnológica que dicha casa com- parte con la manufactura de Ginebra.

El calibre Duotor se distingue particularmente por las barras de suspensión del motor que repro- ducen el icónico principio del Astral Skeleton de Roger Dubuis, creando un llamativo contraste con el resto del movimiento, como si el «capó» del motor fuese transparente. Reproduciendo la colo- cación longitudinal para un mejor rendimiento de los motores Lamborghini fabricados a medida para el diseño de estos elegantes y simpliicados coches, el doble volante se inclina en un ángulo especíico, apoyándose y quedando resaltado por soportes con la forma del ensamblaje triangular de la suspensión de las ruedas.

El Excalibur Aventador S está disponible en dos interpretaciones que personifican el concepto ‘Dare to be rare’ (“atreverse a ser poco convencional”) a través de sus respectivas ediciones limitadas de 88 y 8 unidades. La primera luce el código de color amarillo del inimitable “Giallo Orion” de Lamborghini reproducido en numerosos elementos del diseño, mientras que la serie aún más exclusiva se presenta en un “Arancio Argos”.