Excusas que impiden cumplir sueños

No está probado científicamente, pero que a los seres humanos nos gusta poner excusas es prácticamente una verdad universal (por mucho que nos pese). Que si no tengo dinero, que si estoy demasiado viejo, que si eso es muy difícil para alguien como yo… Nos encanta pronunciar esta clase de palabras, pero no somos conscientes del daño que pueden causarnos. Por ejemplo, a veces nos ayudan a frenar nuestros sueños. ¿No lo crees? Pues a continuación te traemos algunas de las peores y más comunes excusas que sirven precisamente para eso, para alejarnos de aquello que deseamos hacer.

Excusas que impiden cumplir sueños

“Es que nadie me apoya”. ¿Es que alguien se va a tirar en paracaídas o a vivir la experiencia de irse de voluntario a la otra punta del mundo por ti? No, ¿verdad? Pues entonces para qué quieres que te apoyen. Toma tus propias decisiones. Hacer caso a los que te rodean no siempre es escoger el camino adecuado, porque todo el mundo puede errar.

Excusas que impiden cumplir sueños

“No soy lo suficientemente bueno”. Nadie nace sabiendo, ni empieza siendo el mejor. Las cosas hay que ganárselas, trabajarlas, ir poco a poco. Que ahora no seas capaz de correr 20 minutos sin cansarte demasiado, no quiere decir que en unos meses de entrenamiento no puedas llegar a completar esa media maratón en la que tanta ilusión te hace participar.

Excusas que impiden cumplir sueños

“No tengo tiempo para tanto”. Darwin dijo que “quien se atreve a perder una hora de su tiempo, no ha descubierto el valor de la vida” y seguro que tú estás perdiendo sin darte cuenta alguna hora que puedes aprovechar. Por ejemplo, esa hora diaria de viaje en tren, que te puede servir para averiguar qué documentación debes reunir para crear tu futura empresa.

Excusas que impiden cumplir sueños

“No estoy preparado”. ¿Y qué es estar preparado? ¿Qué es el bien? ¿Y el mal? ¿A qué huelen las nubes? Seguro que tras leer estas preguntas te hayas dado cuenta de lo absurdo que es decir que no estás preparado para cumplir un sueño. El mejor momento es el que tú elijas y si te equivocas, al menos podrás decir que lo has intentado. El que espera desespera.

Excusas que impiden cumplir sueños

“Inserte aquí mentira random para autoconvencerse”. He aquí una de las formas más horribles de acabar con un sueño propio: engañarse a uno mismo. Hablamos de esas mentiras del tipo “bueno, si no lo hago no pasa nada”, pronunciado a sabiendas de que sí pasa, que te estás quedando con unas ganas tremendas de dar un paso al frente. Sé sincero contigo mismo y que si algo te frena no seas tú.

[td_smart_list_end]