Sólo estás viendo un ojo y un fondo naranja pero, ¿a que sabes de quién se trata? La idea de relacionar el color con algo que conocemos es lo que la marca Pantone ha querido destacar para potenciar sus productos. Para ello, ha utilizado a personajes tan reconocibles como el gato Gardfield o a los miembros de The Muppets. ¿Es una buena estrategia de marketing?

Muchas empresas optan por difundir sus productos a través de colores llamativos que sean reconocibles por los consumidores. Tal es así que, cada vez que vemos un color determinado, recordamos la marca en concreto. Por ejemplo, es fácil relacionar el color rojo con la Coca-cola o el verde con cualquier Starbucks. Es en este punto donde la empresa de artes gráficas, conocida por su compromiso con el color, ha querido hacer hincapié. Con la iniciativa de utilizar el color personajes animados para fortalecer la imagen de su marca ha puesto de relevancia, una vez más, la importancia del color para una campaña publicitaria.


Los nuevos carteles que ha difundido la firma reflejan su capacidad para hacer que sus productos sean recordados con facilidad. Es, en definitiva, un nuevo concepto para anunciantes que juega con el color, los dibujos animados de toda la vida y la capacidad de afianzar una relación en base al color con los consumidores. El colorido, característico de los personajes, así como los ojos, han sido dos rasgos esenciales para difundir su mensaje y conseguir resultados.

Pantene ha querido recordar a las empresas la importancia de asociar colores a una marca determinada. ¿De qué color es el logo de Nike? Sin darte tiempo para pensar, sabes con seguridad que es negro. Es algo que tienes asimilado y que, de forma automática, relacionas con la marca. Una vez más Pantone prioriza un código que facilita la comunicación entre un producto y sus consumidores en base, únicamente, al color.