Los gobiernos gastaban millones de euros en tácticas de supervisión al año, actualmente encontramos que el uso generalizado de estos datos en el sector público es escaso, por lo que la tecnología ha sido el trampolín para obtener una métrica diaria de forma más económica y sostenible. Desde establecer porcentajes de recogida de basura hasta un mayor rendimiento una vez que se analizan y estudian los datos.

Un tráfico menor y más controlado. Actualmente en EE UU triunfa una aplicación llamada “Waze” en la cual puedes encontrar el estado de las carreteras, a qué velocidad se está circulando en ellas o cuántos coches hay aparcados. Solo en Boston el número de usuarios de Waze es de más de 450.000. ¿Será un hit también en España?

Haciendo tecnología que mejora la vida diaria y personal. Todos los datos son noticia vía web y digital, de hecho nos informamos de lo que nos rodea a través de app’s e internet en el 39% de los casos. Una meta a la que la tecnología ha llegado, y mediante la cual podemos también hacer uso para evitar estragos como enterarnos de un socavón en nuestro barrio, saber quién ha volcado un contenedor de petróleo en la carretera mediante una fotografía rápida o incluso transformar la idea de gobierno de las personas de un país oprimido.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=5267]