El Museo Lázaro Galdiano, ubicado en el número 122 de la céntrica calle Serrano en Madrid, cuenta en su interior con más de doce mil obras de arte y un importantísimo archivo y biblioteca. Su visita ofrece una experiencia única, desde el jardín que rodea el Museo, hasta el ascensor de época que conduce a los elaborados salones que mantienen la decoración y los elementos arquitectónicos originales de la casa de José Lázaro Galdiano y su familia.

En su interior se puede disfrutar de las magníficas colecciones de pintura, escultura, joyas, tejidos, numismática, armas o cerámicas. Sin duda, todo el conjunto de piezas constituye una ventana abierta a la personalidad de José Lázaro Galdiano, a sus inquietudes y su pasión desmesurada por las artes.

Uno de los pilares fundamentales de la actividad de José Lázaro Galdiano como coleccionista y promotor de las artes fue la recuperación y revalorización del patrimonio artístico español. Así, entre las más de doce mil obras destacan una excelente colección de orfebrería, lujosos tejidos hispanomusulmanes, tablas flamencas y lienzos del Greco, Goya o Velázquez, entre otros.

En cuando a la biblioteca y el archivo, ambos espacios están compuestos por un total de casi mil volúmenes manuscritos, más de 40.000 monografías y más de mil títulos de publicaciones periódicas. Entre todas las obras conservadas destaca una selecta colección de manuscritos iluminados, autógrafos de contemporáneos y de celebridades del pasado que admiraba José Lázaro, así como una de las mejores y más valiosas colecciones de obra gráfica de Goya.


El Museo también trabaja para ser un espacio de referencia en el apoyo, estudio y difusión del coleccionismo a través de programas como “La Colección invitada” o proyectos como Lázaro “Reinterpretada”. Además, en su programa anual de actividades ofrece exposiciones temporales, cursos de formación, veladas literarias, conciertos, jornadas de coleccionismo, campamentos y todos los domingos del año talleres destinados a público infantil y familiar para disfrutar del arte en la mejor compañía.

Su gestión corre a cargo de la Fundación Lázaro Galdiano, F.S.P, una fundación del sector público con personalidad jurídica propia que administra el legado que el coleccionista donó al Estado a su muerte.

La misión de esta organización, dirigida por Elena Hernando Gonzalo, es el fomento de la educación y la cultura mediante la conservación, estudio y difusión del legado de José Lázaro, así como la reflexión sobre el coleccionismo. Por ello, una de las principales tareas de la Fundación es ofrecer una programación cultural activa y estable que permita mostrar y prolongar, desde múltiples vertientes, la generosa labor cultural que inició José Lázaro.