Así compran sus casas los famosos

Gastan más, eso ya lo sabemos. El precio medio de una casa en Estados Unidos es de 186.100 dólares. Nick Segal, fundador de la agencia inmobiliaria de Los Ángeles Partners Trust, señala que el intervalo en el que se mueve el precio de las casas de los famosos es de 3,5 millones de dólares a 20 millones de dólares. Mientras, el precio del alquiler mensual en Manhattan es de 3.444 dólares y en Los Ángeles de 1.416 dólares. Pero, ¿qué otros hábitos tienen los famosos al comprar una casa?

Así compran sus casas los famosos

Compran más jóvenes que nosotros. Según los informes, Taylor Swift compró su primera casa en Nashville cuando tenía solo 20 años. Ahora tiene 26 años y al menos cuatro casas, mientras que la edad media para comprar una casa por primera vez en Estados Unidos está en los 33 años.

Así compran sus casas los famosos

Compran casas que no están de venta al público. Por lo general, cuando alguien vende su casa, su agente de bienes raíces la introduce el Registro (una base de datos donde se comparte toda la información sobre viviendas en el mercado). Los famosos se sienten atraídos por las casas que nadie haya tenido o visto.

Así compran sus casas los famosos

Compran con su equipo. Cuando el resto de los mortales compramos una casa, buscamos una segunda opinión, bien de nuestros padres o de nuestros amigos. Además, antes de decidirnos por una en concreto habremos buscado y visitado miles de agencias y de portales inmobiliarios. Los agentes que trabajan con los famosos son los que van en busca de estos pequeños caprichos. Luego, buscarán la aprobación de la celebridad a la que representen.

Así compran sus casas los famosos

Tienen mejores servicios. Britney Spears tiene una bodega de 3.500 botellas. Kim Kardashian y Kanye West tienen cuatro baños de oro. Jennifer López tiene una playa privada. Adam Levine tiene un garaje de dos pisos.

Así compran sus casas los famosos

No conectan emocionalmente con la casa. La mayoría de las personas que compran una casa espera estar allí durante nueve años o más. Es una inversión muy a largo plazo. Los famosos compran y venden propiedades con mucha frecuencia. El gasto más ostentoso ha sido el de Kim Kardashian y Kanye West, que en 2013 compraron una casa en Bel Air 9 millones de dólares, gastaron 2 millones de dólares en reformas y nunca se han mudado ahí. Parece que nunca se sentarán en esos baños de oro.

[td_smart_list_end]