Las empresas saben de la importancia de estos asistentes, que harán a sus usuarios depositar confianza en la marca. Siri y Cortana utilizan su encanto, aunque esto puede distraer de su cometido original: ser un asistente virtual como pudiera ser en la vida real.

Esos encantos han sido eludidos por parte de Facebook o Google en sus asistentes, que han empezado mucho más funcionales y como una hoja en blanco para los usuarios. ¿Qué repercusión tendrá esto? Sin embargo desde Apple afirman que la personalidad de Siri es indispensable, ya que si estás emulando a un humano, “has de andar a medio camino entre humano y máquina”.

Facebook ha decidido que no quiere tener más personalidad que la del manejo de los datos. Sin embargo afirman que detrás de M se encuentra un equipo de humanos reales que asisten las limitaciones de la máquina. Según revela un estudio los humanos tendemos a antropomorfizar la tecnología, es decir, a buscar la parte humana. Es por eso que el éxito de Siri está en que sabe contestar a chistes o tener una conversación real.

Con Cortana han tenido la misma intención que con Siri: su comida favorita es la jícama, odia la ciencia ficción y las matemáticas y además su serie favorita es “Star Trek”. Así las cosas, los académicos señalan que el éxito de Siri ha sido su personalidad desde 2011, ya que amamos los rasgos humanos en monstruos o máquinas que nos rodean.