Los secretos de los buenos comunicadores

¿Qué hace a las personas buenos comunicadores? Te los explicamos a continuación.

Hablan a las personas, no al grupo
Los buenos comunicadores son capaces de conectar individualmente con las personas a las que hablan. No miran a un punto fijo en la nada, miran a las personas para las que hablan. El contacto visual ayuda a crear cierto vínculo con los que escuchan.

Los secretos de los buenos comunicadores

Conocen a su público
Un buen comunicador trata de saber con antelación a quién se va a dirigir. Cuando se trata de un gran público, a veces es complicado conocer con exactitud quien puede encontrarse entre él, pero con los datos que tenga, el comunicador tratará de elaborar un discurso acorde.

Los secretos de los buenos comunicadores

Escuchan y observan a aquellos a quienes hablan
Si la persona con a la que se dirige un buen comunicador hace un gesto poco receptivo como cruzar los brazos, éste se dará cuenta y será capaz de reaccionar, hacer una llamada de atención y recuperar la conexión.

Los secretos de los buenos comunicadores

Conectan emocionalmente
Los buenos comunicadores no cuentan su vida en verso, pero saben cuándo introducir una anécdota o una vivencia personal para enganchar a su público y conectar emocionalmente con él de manera inmediata.

Los secretos de los buenos comunicadores

Adaptan su lenguaje
Como ya hemos dicho anteriormente, un buen comunicador trata de saber para quién va a hablar y, en consecuencia, adapta su mensaje. Por muy compleja que sea una cuestión, un buen comunicador logrará que aquellos a quienes habla la comprendan.

[td_smart_list_end]