¿Qué pasa si escribes a diario?

Cualquier excusa será buena para escribir. Si no escribes un día te parecerá mentira y, aunque sea una pequeña lista de cosas que tienes que comprar, escribirás. Esto se irá convirtiendo poco a poco en un hábito.

¿Qué pasa si escribes a diario?

Te organizarás mucho mejor. Ver las tareas pendientes por escrito siempre ayuda. Primero para ver cuáles son más importantes y ayudarte a priorizar; segundo, para que no se te olvide ninguna.

¿Qué pasa si escribes a diario?

Tu vocabulario aumentará. Cuando hablamos no somos del todo conscientes de la cantidad de veces que repetimos palabras, sin embargo, al verlas por escrito es más sencillo que nos percatemos e intentemos buscar alternativas. Esto favorece un aumento de vocabulario.

¿Qué pasa si escribes a diario?

Mejorará tu elocuencia. En parte por el aumento de vocabulario. Te costará menos expresarte si tienes las palabras adecuadas y además estás acostumbrado a construir frases continuamente.

¿Qué pasa si escribes a diario?

Leerás más. Parece evidente, ¿no? Pero no nos referimos sólo a leer lo que has escrito, sino a que tu sed de lectura aumentará. Si por ejemplo tienes un blog, seguro que empiezas a leer los de otros y escoges lecturas de diferente tipo para inspirarte.

¿Qué pasa si escribes a diario?

Aprenderás a expresar emociones. Para las personas introvertidas, escribir es una buena manera de sacar afuera lo que sienten, lo que no son capaces de decir con palabras. Quizá empezar un diario sea un buen comienzo para abrirte.

[td_smart_list_end]

Guardar