El 2018 es un año prometedor, como todos los que comienzan, son 365 nuevas oportunidades que nos otorgan algo de luz, mucha esperanza. Muchas personas comienzan el año con la esperanza de volver a hacer ejercicio, pero las cosas se van complicando a lo largo de los meses. Siempre surge algún problema, ya sea el tiempo, las responsabilidades o simplemente la pereza en combinación con millones de excusas que podemos encontrar. Pero no debes de tener miedo, es posible volver a hacer deporte, divertirte y evitar lesionarte.

La regla de oro para cualquier persona que quiera traer el ejercicio de nuevo a su vida es incrementar de forma gradual la intensidad de dicho ejercicio y practicarlo de forma regular, siempre teniendo en cuenta la edad y la condición física de cada persona.

La mejor opción es moderar la actividad física, o limitarla a tres veces a la semana, alternando ejercicios de musculatura y fuerza con ejercicios de cardio como son el ciclismo, el jogging, la natación, etc. Es mejor realizar esto en lugar de intentar hacerlo todo durante el fin de semana. Aunque cuentes con una buena salud, es importante que compruebes que no te falta ninguna vitamina o ningún mineral fundamental para realizar ejercicio de forma segura.

Por ejemplo, si te encuentras en otro país que no sea España, a lo mejor necesitas tomar vitamina D, ya que los niveles y los días de sol no son iguales que aquí. Esta vitamina ayuda a prevenir las fracturas de los huesos y la puedes encontrar en alimentos como los huevos, pero también puedes tomar suplementos.

Pero es igual de importante tener unos niveles óptimos de vitamina C si se realizan entrenamientos de resistencia durante el invierno. La vitamina C se encuentra en los frutos rojos, los kiwis y los pomelos. También se pueden tomar suplementos naturales u optar por la vitamina sintética. El magnesio es la clave para aliviar el cansancio y los dolores. Si tienes los niveles de magnesio bajos, lo cual suele ser normal en las personas que realizan ejercicio de forma habitual, tus actividades deportivas caerán y se recuperarán de forma más lenta. La dosis de magnesio recomendada para mujeres cada día es de 350mg y para hombres 420 mg.

El agua con gas es rica en magnesio y puede ayudar a la hora de realizar una actividad física. Pero también son importantes el hierro y el manganeso a la hora de realizar ejercicio de forma segura.

Teniendo todo esto en cuenta, y por supuesto durmiendo las horas recomendadas cada día, no deberías tener ningún problema a la hora de embarcarte de nuevo en las actividades físicas que estarán de moda en 2018.