Hyperloop es un tren de alta velocidad formado por cápsulas que circulan sobre un colchón de aire a baja presión por estrechos túneles imaginado por el emprendedor y magnate tecnológico sudafricano Elon Musk, que también inventó y fundó empresas que cambiaron nuestro mundo: Paypal, Tesla Motors, SpaceX y SolarCity. Sin embargo, Hyperloop es una empresa de innovación, no de infraestructura, por ello de aquí a que se inicie la construcción prevén cerrar alianzas con otras compañías del sector para dar vida al tren magnético solar.

La preparación del terreno dará comienzo en las próximas semanas, y se prevé que la construcción arranque a finales de junio. Este primer tramo del Hyperloop estará ubicado en Quay Valley (California) y tendrá 8 kilómetros de largo que supondrán una inversión de 150 millones de dólares, recuperables en el plazo de ocho años. La inversión máxima estimada es de 20 millones de dólares por milla (1,6 kilómetros).

Aunque por las altas velocidades que es capaz de alcanzar su aplicación más lógica es la larga distancia, desde Hyperloop Transportation Technologies prevén también incorporarlo al transporte urbano, especialmente en países en países en vías de desarrollo donde la contaminación es mayor.

Pese a todo, el proyecto del Hyperloop no está todavía completamente cerrado, ya que quedan algunas partes por diseñar. La parte de diseño se hace de manera colaborativa y, de hecho, un equipo de 13 universitarios españoles compiten actualmente entre más de mil estudiantes de 20 países, para el desarrollo de la cápsula del Hyperloop. Estos jóvenes representarán a nuestro país en la Hyperloop Pod Competition que se celebrará en Texas.