Los fans de la miniserie estaban muy tristes ya que la entrega de la segunda temporada parecía que no iba a llegar. Big Little Lies es una de esas series con un final, y un desarrollo en general, tan bueno que parece que es mejor dejarlo como está a rizar el rizo. Pero parece ser que han encontrado la forma de crear una segunda entrega, y esperamos que esté al menos a la altura de la primera.

HBO anunció el pasado viernes que la aclamada serie volverá oficialmente por una segunda temporada, y lo hará con Reese Whiterspoon y Nicole Kidman como estrellas de la serie. Volverá a explorar el mundo de las mentiras, la importancia o lo efímero de las amistades y la fragilidad de los matrimonios, entre muchos otros temas.

El show contará de nuevo con siete episodios, como hizo en su primera temporada, lo que para muchos de los espectadores se hace corto. Estos episodios serán dirigidos y producidos por Andrea Arnold, quien se ganó a la crítica el año pasado con su película “American Honey”. David E. Kelly volverá a estar al cargo de la escritura de los guiones, así como de ser el productor ejecutivo.

Las negociaciones para que los y las demás protagonistas de la serie vuelvan están activas. La HBO no ha confirmado ni ha aportado una fecha estimada de vuelta de la serie.

“Big Little Lies” ha sido un éxito total, y la época de premios que ha vivido habla por sí misma. Consiguió el premio a la mejor miniserie en los Emmy y los premios para Nicole Kidman, Alexander Skarsgård y Laura Dern, por sus respectivas actuaciones. Jean-Marc Vallée, que dirigió la primera temporada de la serie, también se llevo consigo el premio al mejor director de una miniserie.

La serie ha recibido grandes críticas, sobre todo por su tratamiento de la violencia doméstica, la trama que envuelve a Nicole Kidman y Alexander Skarsgård en la serie. Pero también cuenta con una banda sonora que pone los pelos de punta, “Cold Little Heart” de Michael Kiwanuka, que conforma los créditos iniciales de la serie, y “River” de Leon Bridges, son solo algunos de los ejemplos.

Por ello, súmate al fenómeno de Big Little Lies si no lo has hecho aún, y espera junto al resto (y con ansia) el retorno de su segunda temporada.