Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

El verano se acerca, la alergia ya ha puesto demasiado a prueba toda tu capacidad laboral (y la de muchos otros) y tu cerebro comienza a derretirse, pero, ¿qué más señales existen de que necesitas unas vacaciones desesperadamente? En esta fotogalería te las revelamos. Quizá algunas no son evidentes para ti y están pasando desapercibidas, pero si estás sufriendo alguna de ellas en tus propias carnes, te aconsejamos no esperar a septiembre para coger vacaciones o el verano puede ser insufrible para ti.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Tienes mala cara. Si alguien te dice “tienes la misma cara que el que me robó la cartera” o te miras al espejo y sales peor que en tu foto del dni, es el momento de coger vacaciones. El maquillaje y las vitaminas ya no pueden hacer más por ti.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Duermes cada vez peor. Si los días se te hacen interminables y cuando por fin coges la cama no duermes bien porque estás pensando en lo mucho que tienes por hacer, quizá es el momento de que te marches de vacaciones o te estallará la cabeza.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Estás empezando a perderte demasiados eventos. Si has pasado de ser el perejil de todas las salsas a perderte hasta los cumpleaños de tus amigos y los derbis en el bar porque prefieres dormir, es el momento de que digas adiós al jefe y hola a la calle.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Cometes más errores de lo habitual en el trabajo. Si empiezas a fallar más que una escopeta de feria mientras haces algo a lo que estás más que acostumbrado en tu trabajo, estás demasiado descentrado, necesitas despejar y descansar la mente.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Te levantas cada día con menos ganas. Esto puede suceder por muchas razones, una de ellas que no te guste nada tu trabajo, pero si te gusta y te comienza a pasar esto, quizá es que estás saturado. Antes de coger asco a tu empleo, coge vacaciones.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Tu buen humor brilla por su ausencia. Si pasa una mosca por tu pantalla y piensas en matarla violentamente o te alteras demasiado cuando alguien te interrumpe para hacer una pregunta, quizá es que exageras y necesitas tomarte un respiro.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Cualquier problemilla te parece un mundo. Si lo que antes resolvías con un poco de ingenio ahora te parece un problemón del quince, deberías plantearte lo de coger unos días de descanso. Posiblemente estés demasiado saturado como para rendir.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

No hablas de otra cosa que no sea trabajo. Si los que te quieren te dicen que estás pesadito porque solamente hablas de tu trabajo, quizá deberías desconectar y abandonar unos días la oficina en lugar de dejar que tus amigos te abandonen.

Señales de que necesitas unas vacaciones (desesperadamente)

Te desestresas drásticamente. Si cada vez que pillas el afterwork lo haces con demasiadas ganas y te desestresas bebiendo de más porque te parece la única manera de olvidarte del trabajo, definitivamente necesitas unas vacaciones.

[td_smart_list_end]