Más delgado, con una pantalla de zafiro que evitará los golpes y con estabilizador. Sólo con estos datos, ya es posible imaginar cómo será el móvil que presentará la marca de Steve Jobs el martes 9 de septiembre. Por el momento no se tiene confirmación oficial aunque todo apunta a que seguirán las mismas pautas de presentaciones anteriores. Las novedades que incorpora el dispositivo en cuestión van más allá de lo hasta ahora conocido y están muy por encima de su predecesor, el iPhone 5S.

Entre sus mejoras técnicas, el iPhone 6 estará compuesto por un nuevo sistema operativo diferente al actual. Además, la empresa, con sede en California, lanzará al mercado dos versiones diferentes. Uno de ellos estará dotado de una pantalla de 4.7 pulgadas, mientras que el otro contará con la 5.5 pulgadas, la mayor hasta el momento para iPhone.

La empresa pretende ampliar su cuota de mercado haciendo frente a competidores como Samsung que ofrece teléfonos con pantallas de gran tamaño (5.7 pulgadas). Con esta nueva generación de móviles esperan poder posicionarse y captar la atención de nuevos usuarios, así como mantener la de sus millones de seguidores. Y es que, su éxito ha quedado reflejado. La firma vendió 35 millones de iPhones en el trimestre pasado.

Una de las mayores preocupaciones de la compañía en base al iPhone 6 ha sido asegurarse de que, aunque tenga un tamaño mayor, no pese demasiado. La cámara que incorporan será de 13 megapíxeles. La batería también ha sido mejorada ya que incluirá procesadores para alargar la vida del teléfono y no tener que cargarlo tan a menudo.

Y la pregunta ahora es: ¿cuándo saldrán a la venta? Apple no ha confirmado una fecha exacta pero, según su método de actuación durante los últimos años, es posible que lleguen a Estados Unidos a finales del mes de septiembre. Eso sí, cada modelo tendrá una fecha de lanzamiento. De hecho, la compañía ya ha encargado la fabricación de 80 millones de unidades para su posterior distribución. Mientras tanto, toca esperar e imaginar todo lo que está por llegar.