10 formas para que tu entrevistador no te olvide

1. Comienza con iniciativa

Empezar la entrevista de trabajo sentándote en la silla y optar por un rol pasivo contestando preguntas, puede resultar cómodo y caminar sobre terreno firme, pero no destacarás entre otros candidatos. La mejor forma es interesarse por la empresa o por el puesto en concreto, con alguna pregunta, sin parecer muy pretencioso.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

2. Si preguntas hazlo cuando toca

Responder una pregunta con otra puede ser muy inapropiado. Lo ideal es que cada pregunta que lance el entrevistador tenga su respuesta, sin embargo, mostrar interés por medio de preguntas es un comodín que hay que saber utilizar. Cuando intentes acercarte al puesto de trabajo a través de preguntas, cerciórate de que se las haces a alguien con experiencia y conocimiento en el puesto en cuestión, no a un encargado de recursos humanos.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

3. Pon solución a sus problemas

Tu principal tarea en una entrevista es no caer en el tópico de alardear sobre los triunfos personales, con honestidad, a tu entrevistador solo le interesarán si les ve alguna utilidad o ponen solución a problemas de su empresa.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

4. Comprender a través de la empatía

Presentarse como un mesías que va a remediar las demandas que reclama la empresa suena cargante y pomposo. Debes empatizar con la situación de la empresa y con el entrevistador, lo que quiere un gerente es que sus empleados entiendan sus problemas y parezcan personas sensibles y resolutivas que puedan solucionarlos.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

5. Acierta con la respuesta correcta

Cuando el tema de conversación se centre en lo que necesita la empresa, no te presentes como el posible “salvador” y pongas sobre la mesa lo que harías tú. Lo único que conseguirás es que tus ideas se conviertan en el centro de atención, así que intenta recordad una situación parecida y pasada en la que serviste de ayuda y cuenta tu experiencia.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

6. Si presumes hazlo bien

Un gerente lo último que quiere y necesita es a alguien que proclama continuamente su fabulosidad. No impresiona ver a alguien que se ve como alguien alucinante, produce rechazo. Lo mejor es intentar acercarte a tu entrevistador por medio de sus problemas y humanizar con la situación en la que se encuentren. Aquí es cuando debes resaltar alguna de tus cualidades para demostrar que eres válido.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

7. Somos humanos, ante todo

No adquieras la postura rígida y sumamente formal en una entrevista. Lo adecuado es sentirte cómodo en la conversación, y si tienes que hacer una broma o mencionar algo de tu vida cotidiana hazlo. Sin olvidar nunca el contexto de que estás en una entrevista de trabajo, ser humano pero sin tomarte muchas licencias en las que parezcas grosero u ordinario.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

8. Investiga para ser el escogido

Hoy en día es corriente presentarse a entrevistas de trabajo sin saber realmente lo que solicitas, por la cantidad de currículums que se envían y la desesperación de encontrar un trabajo. Por ello, obtener información para tener una visión completa del puesto al que aplicas y la empresa en la que quieras trabajar te harán sentirte más preparado. La información te servirá de mucha ayuda para afrontar la entrevista, te dará solidez y serás mucho más significativo en lo que dices.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

9. Muestra seguridad

Desde que se sientas firmemente en la silla, no recules ni cambies mucho de parecer. Ser creíble, seguro y mostrar compromiso son tus mejores bazas. Tienes que darle la sensación al entrevistador de que eres la mejor opción, y que si no lo eres es porque no te merecen. Eres un avión que necesita pista, sólo necesitas que te la den para poder dar lo mejor de ti.

10 formas para que tu entrevistador no te olvide

10. El tiempo es oro

No te subestimes a ti mismo, tu les necesitas a ellos como ellos a ti. El tiempo que quieres invertir debe ser fructífero para ambos. Una entrevista de trabajo es una calle de doble sentido, el interés es mutuo. Tus mejores aliados son la frescura y el convencimiento de que eres el correcto.

[td_smart_list_end]