Medio siglo después, el tiempo se vuelve a detener para dar paso a una nueva generación del clásico Ingenieur. La innovación se acerca al futuro ofreciendo un modelo más ligero y elegante, enmarcado en un diseño idéntico a su predecesor, que reivindica el fervor de IWC por no dejar de lado sus profundas raíces.

Tres modelos diferentes vieron la luz durante el primer rally de coches clásicos de padres e hijos y se convirtieron en los actores de una leyenda que se prolonga en el tiempo desde hace décadas y que ahora marca un punto de inflexión con tres relojes distintos.

Marcado por la elegancia y la sencillez el Ingenieur Automático se presenta en tres versiones distintas, reivindicando la capacidad de la firma por combinar a la perfección ingeniería de precisión y un diseño cuidado y exclusivo.

La deportividad y la elegancia se hermanan en el Ingenieur Cronógrafo, descubriendo en tres opciones distintas, que el carácter deportivo del acero y la finura del oro rojo pueden mezclase dando como resultado un reloj único para los amantes del deporte que no quieren renunciar a la exclusividad que aporta IWC Schaffhausen.

El Calendario Perpetuo Digital Fecha se convierte en el nuevo referente de los Ingenieur y se presenta en tan sólo 100 unidades, buscando dotar de historias especiales a las muñecas más exigentes.