Da igual que des a alguien tu correo como “fulanito arroba Gmail punto com” a que se lo des como “fula punto nito arroba Gmail punto com”. Resulta que en las direcciones de Gmail cualquier punto que vaya antes del arroba es totalmente innecesario. Pongas lo que pongas, el e-mail llegará igualmente a la dirección que tienes que llegar.

Imagínate que cada vez que alguien se olvidara del punto de tu dirección, los correos electrónicos dirigidos a ti le llegaran a otra persona. ¿Vaya desastre, verdad? Pues precisamente para evitar ese tipo de situaciones, una vez que Google decidió lanzar Gmail, restringió debidamente las direcciones para poder prescindir de los puntos.

Desde luego, esto no es nuevo, pero probablemente existan aún muchas personas que lo desconozca, además de muchas otras que sigan gastando tiempo y saliva en pronunciar la palabra “punto”, si lo lleva, cada vez que dan su dirección de Gmail a otra persona.

Sin embargo, esto sólo es así en Gmail. Si tu correo electrónico es de Yahoo, debes seguir especificando si tu dirección de correo electrónico lleva o no punto.

Por último, también debes tener en cuenta los puntos si utilizas Microsoft Outlook o tu correo es de Apple iCloud. Así lo ha confirmado Will Oremus, colaborador de Slate y Business Insider, tras realizar varias pruebas al no obtener respuesta sobre la política de puntuación en las direcciones por parte de las compañías consultadas.