No queremos alarmar a nadie, pero si recibes el salario a final de mes, solo te quedan dos pagas antes de que llegue la Navidad. Visto de otra forma, solo quedan ocho viernes. Después de Halloween todo se viste de navidad y antes de lo que te esperas ese día ha llegado.

Puede que sea un poco tarde para crear un plan financiero de cara a este día, pero todavía quedan muchas cosas que puedes hacer para asegurar que no gastas una millonada en navidades, sobre todo en cosas que no necesitas o tus familiares no necesitan. Y sobre todo, para evitar comprar de forma compulsiva en navidades. Aquí te dejamos una serie de consejos para ello:

Haz una lista

No, no nos referimos a la de los Reyes Magos. Haz una lista con las cosas que de verdad necesitas comprar, así evitaras los impulsos innecesarios. No lo dejes todo para el último día, ya que esto también te hará comprar de forma compulsiva.

Compra online

Una de las mejores cosas de comprar por internet es que puedes comparar y encontrar el mejor precio. La cantidad de dinero que puedes ahorrar, y sobre todo la comodidad de poder recibir el paquete en tu casa, o en el trabajo, si las horas de entrega no concuerdan con tus horarios en casa, no tiene precio. Amazon puede ser tu mejor amigo estas navidades.

Propón un “amigo invisible”

Si tu grupo de amigos o familiares es muy extenso, siempre puedes hacer un amigo invisible en el cual cada uno ha de ocuparse de una persona. Siempre es divertido ya que nadie parece poder guardar el secreto o intercambiar a la persona que les ha tocado.

Utiliza la tarjeta de crédito lo menos posible

Va a ser muy complicado, pero el año que viene lo agradecerás. La tarjeta de crédito nos hace perder el control del gasto, aunque parezca una tontería porque podemos guardar todos los recibos. Pero el pensar que ya cubriremos los gastos en Enero es algo muy peligroso. Sé consecuente con tus finanzas en todo momento.

Modérate

No tienes que quedar bien por norma, o mejor dicho, que regales cosas caras no te va a hacer quedar mejor. Tienes que pensar en la persona y personalizar el regalo, y para ello no necesitas gastarte una fortuna en regalos. Sé creativo sin pecar de tacaño.