La nueva camiseta inteligente de Polo Ralph Lauren ha salido ya al mercado bajo el nombre de PoloTech. Gracias a los sensores que lleva incorporados puede medir algunas constantes vitales como la respiración, las pulsaciones y ayudar a controlar las calorías quemadas o el nivel de estrés, entre otras cosas.

Además, incorpora hilos conductores entretejidos en la tela de la camiseta de compresión, fabricada en nylon negro, que llevan hasta un pequeño centro de transmisión, colocado en la parte izquierda de la caja torácica, que conecta a su ves con el Bluetooth de los smartphone.

A través de los datos registrados, una aplicación móvil gratuita, disponible en iTunes, elabora estadísticas que ayudan al usuario a monitorear su estado y actividad física, midiendo el esfuerzo y la energía. A partir de las mediciones, la app elabora informes que sirven para orientar al portador de la camiseta sobre cómo debe realizar ejercicio.

Eso sí, esta tecnología no es exclusiva de Polo Ralph Lauren. El ejército estadounidense lleva utilizándola años y empresas deportivas como Zehyr llevan tiempo siguiéndole la pista para equipar a atletas profesionales. Sin embargo, Ralph Lauren sí que puede presumir de ser la primera firma de lujo en incorporar esta tecnología a una de sus prendas de vestir.

Esta previsto que el lanzamiento de esta camiseta inteligente sirva para relanzar la línea Polo Sport, creada en 1992 y cerrada en el 2000, y ha sido realizada con la colaboración de OMSignal, empresa tecnológica que tiene entre sus filas expertos en neurociencia, medicina deportiva e ingeniería.

El joven tenista estadounidense Marcos Giron estuvo vistiendo esta camiseta durante sus entrenamientos para el Open de Estados Unidos del pasado año. Ahora, cualquiera que pase por la tienda de Ralph Lauren en la ilustre 5ª avenida de Nueva York y tenga 295 dólares en el bolsillo podrá adquirir una igual.