Si alguna vez has pronunciado la frase: “Estoy mayor para esto,” tranquilo, no estás solo. Una nueva encuesta apunta que la satisfacción por el trabajo decrece con los años.

La encuesta, realizada por el departamento de Recursos Humanos de Robert Half,, investigó a 24,000 empleados en ocho países, y encontró una gran diferencia entre el nivel de satisfacción de las personas que tenían menos de 35 y los que tenía más de 35.

Solo un 8% de las personas entre 18 y 34 años, afirmaban que eran infelices debido a su trabajo, mientras que entre los mayores de 35 años la cifra asciende al 16%.

Cary Cooper, un investigador procedente de la Escuela de Negocios de Manchester, apunta que la actitud de las personas frente al trabajo cambia cuando están en la treintena, cuando sus carreras se han asentado y sus prioridades en la vida cambian.

A veces no se alcanza el éxito en el terreno laboral, el trabajo nos quema o simplemente la experiencia nos cuenta que la familia es más importante, puede que estés estresado debido al trabajo. Sea como fuere, la infelicidad entre los empleados mayores de 35 años es un problema que puede entorpecer los negocios en las empresas.

Los empleados felices tienden a estar más comprometidos, ser más leales, creativos y productivos que que los que no están felices con sus trabajos.

La encuesta también mostró que los empleados felices son un 12% más productivos que los infelices. Al igual que los empleados comprometidos son un 21% más productivos que los que no se comprometen.

Las cosas que hacen felices a los empleados cambian con el tiempo. Para aquellos entre 18 y 34 años, sentirse  apreciados dentro del entorno laboral, es lo más importante. Para aquellos entre 35 y 54 años, el orgullo de la empresa y de su propio trabajo. Mientras que los empleados de más de 55 años solo buscan ser tratados con respeto.