Puede ser que estés muy cansada, o que la falta de tiempo sea tu principal motivo para escaquearte del ejercicio, pero puede tener consecuencias muy serias. Las mujeres tienden a poner todo antes que ellas mismas. Ir al gimnasio siempre se va a aplazar si se tienen que hacer cargo de otras cosas. Si eres mujer, no tienes que ir al gimnasio, existen muchos deportes o prácticas a los cuales las mujeres se están uniendo en la actualidad.

Pero la verdad es que las mujeres necesitan tiempo para ellas mismas. Puede que siempre estés cancelando el gimnasio, o el entrenamiento, o que vayas menos de lo que deberías por otras razones. No te estás dando cuenta de que esto puede tener un efecto negativo a posteriori.

No son solo las mujeres que tienen familia, cada vez más mujeres le dedican cantidades desorbitadas de tiempo a su trabajo. Si ese es tú caso, el ejercicio, probablemente, te ayudará a trabajar mejor y a ser más eficaz.

En una época en la cual la ansiedad está totalmente a la orden del día, el ejercicio puede ser la clave perfecta para combatirla. Muchas veces, los problemas de peso son provocados precisamente por la ansiedad, por ello el bienestar físico y mental, y la práctica del “mindfulness” es esencial para mantener un balance vital.

Es probable que si las mujeres comienzan a vivir con estas prácticas, sus hábitos mejores. Puede que sean capaces de lidiar mejor con sus emociones y que tomen mejores decisiones en cuanto a hábitos alimenticios y bienestar se refiere. Con ello se sentirán mejor con ellas mismas y con su entorno.

Hablándote de forma directa, este es el momento en el que tú te tienes que poner primero, sacar tiempo para ti y para cuidar tu salud y tu vida.