Resulta que Rocky tiene una fan muy famosa, y quizás inesperada, Adele.

La cantante de Easy On Me compró en 2022 el extenso complejo del actor de Rocky Sylvester Stallone en Los Ángeles por 58 millones de dólares, una enorme rebaja en comparación con el precio original de 110 millones. Sin embargo, en una entrevista reciente con WSJ, Stallone dijo que ella compraría la casa con una condición: que ella mantuviera la estatua de Rocky junto a la piscina. Cuando se le preguntó si él quería conservar la estatua, dijo a WSJ: «Sí quiero. Pero ella dijo: ‘No hay trato. Eso va a echar por tierra todo el trato'», explicó Stallone. «Ella quería la estatua. Me gusta lo que está haciendo; la está haciendo preciosa».

Un derribo de 58 millones de dólares puede parecer exagerado, pero en Hollywood todo es posible. TMZ informó recientemente de que Adele está desmantelando toda la mansión para una renovación completa, incluso eliminando todo el segundo piso. La casa está situada en Beverly Park, en una zona exclusiva en las montañas de Beverly Hills conocida por atraer a famosos que buscan privacidad, y fue durante mucho tiempo el hogar de Stallone, de la que pronto será su exmujer tras 25 años, Jennifer Flavin, y de sus tres hijas. Entre los antiguos y actuales residentes del barrio se encuentran Denzel Washington, Justin y Hailey Bieber, y Mark Wahlberg, por nombrar algunos.

Adele durante una actuación en Londres. (Foto: Gareth Cattermole/Getty Images para Adele)

Stallone compró la propiedad en los años 90 y construyó una mansión de estilo mediterráneo de 21.000 pies cuadrados, que ahora está parcialmente derruida. La parcela de 3,5 acres distaba mucho de ser una casa de segunda mano. La residencia principal tenía ocho dormitorios, doce baños, despacho, biblioteca, cocina gourmet, comedor con paredes pintadas a mano que recuerdan a un castillo, un bar completo y una sala para fumadores. También se ha añadido recientemente una casa de invitados, obra del renombrado arquitecto Richard Landry. Es una casa independiente con dos dormitorios y un amplio espacio habitable.

Stallone tenía una habitación dedicada a sus recuerdos de ‘Rocky’. (Foto: Simon Berlyn)

Con el paso de los años, la familia le ha dado un aire más contemporáneo añadiendo ventanas de acero hechas a mano que van del suelo al techo. En el exterior, hay una gran piscina que parece estar intacta –con estatua de Rocky y todo–, un putting green, un spa integrado, un enorme solárium y amplias zonas de césped con algunas de las vistas más increíbles y de gran alcance de la zona. También había un garaje climatizado para ocho coches, varias logias y terrazas, una pantalla de cine en la sala de estar, encantadores espacios de entretenimiento y techos altos que hacen que la casa parezca excepcionalmente grande.

Stallone y su esposa construyeron la casa de 21.000 pies cuadrados en la década de 1990. (Foto: Simon Berlyn)

No está claro qué ha planeado Adele para el diseño de la casa, pero parece que cuenta oficialmente con el sello de aprobación de Stallone. Resulta que Adele es una superfanática de Rocky, e incluso reveló lo mucho que le gusta la franquicia cinematográfica en una entrevista de 2021 con Vogue. Se han publicado informes que dicen que Adele aparentemente está recaudando la asombrosa cantidad de dos millones de dólares (aproximadamente) por noche por su residencia en Las Vegas, que se prolongará durante los fines de semana hasta noviembre. No es de extrañar que pueda permitirse un derribo de 58 millones.

Stallone es conocido por haber creado la franquicia Rocky, que comenzó con una película coescrita y protagonizada por él mismo en 1976. Entre 1979 y 2006 se hicieron otras cinco películas adicionales. También retomó el papel de Rocky Balboa en Creed II, de 2018, que también coescribió.